Viajes de Lujo a Chile

Un viaje de lujo a Chile, nos permite disfrutar de un país con diversión, descanso, gastronomía, paisajes increíbles y culturas milenarias y misteriosas. Su capital, Santiago de Chile, nos adentra en una ciudad que mezcla tradición europea y latinoamericana, con grandes espacios verdes como el Cerro de Santa Lucía o el Parque metropolitano de San Cristóbal.

Encontraremos también paisajes increíbles como el desierto de Atacama, el más árido del mundo y donde, sin embargo, durante tres meses al año, podemos asistir al florecimiento de unas 200 especies endémicas del lugar. Su gastronomía tampoco nos dejará indiferentes, sobre todo en relación al vino, con viñas con más de 100 años de historia y con una calidad reconocida en el mundo entero. Todo viaje de lujo a Chile que se precie no puede obviar tampoco la misteriosa Isla de Pascua, donde los moais, las enormes estatuas de piedra, custodian la misteriosa historia de esta isla en medio del océano pacífico. Un país increíble que ofrece un verdadero regalo para los sentidos.

Reserva tu viaje


* Campos obligatorios

Viaje exclusivo a Chile

Nuestro viaje exclusivo a Chile ofrece al viajero la posibilidad de perderse en increíbles y variados paisajes. Desde la Patagonia, la remota e inhóspita región del fin del mundo, que comparten Chile y Argentina, hasta ciudades tan apasionantes como Valparaíso y sus empinadas calles.

Nuestro equipo de expertos organizarán un viaje único para vosotros, bajo los mejores estándares de sostenibilidad y confort, para que vuestro paso por Chile se convierta en una experiencia única e imposible de olvidar.

Destinos exclusivos en Chile

Debido a su extensión, los destinos exclusivos que ofrece un viaje de lujo a Chile son tan diferentes que parecería que estuviéramos cambiando de un país a otro. Bosques, desiertos y glaciares, modernas ciudades o culturas milenarias como los mapuches, un país único en el que perdernos y descubrir sus mil rincones.

Atacama

El desierto de Atacama está considerado como el lugar más seco del mundo, y sin embargo podemos encontrar en él mucha vida y movimiento.

Los Geysers del Tatio, es el tercer campo de géiseres más grande del mundo, donde encontraremos fumarolas que emergen de la tierra a una temperatura de más de 85º! Entre todo este árido desierto es posible encontrar también lagunas como la Chaxa, hogar de multitud de flamencos o las laguna de Miñique y Miscanti, sobre los 4000 metros de altura.

También podremos visitar sus dos valles más famosos: el Valle de la luna, una experiencia de otro mundo que nos acerca a un paisaje formado por cordilleras de Sal, en una formación parecida a la de la superficie lunar, o el Valle de la muerte, donde podremos descender por alguna de sus dunas de más de 120 metros de altura!.

Podremos terminar nuestro recorrido en San Pedro de Atacama, considerada la capital arqueológica de Chile, donde podremos explorar sus puestos de artesanía o sus increíbles restaurantes solares.

Valparaíso

La ciudad de Valparaíso es una ciudad única, repleta de colores, donde las casas han sido decoradas con la pintura de los barcos, y donde podremos subir a sus famosos cerros como Alegría o Concepción, y donde el poeta Pablo Neruda se inspiró para escribir alguno de sus más famosos versos.

Su gastronomía tampoco nos dejará indiferentes, con más de 70 tipos distintos de empanadas para combinar con alguno de los increíbles vinos de la región. Debido al desnivel en el que se encuentra la ciudad, no podemos perdernos la experiencia de ascender por alguno de sus ascensores, para visitar alguno de los puntos altos de la ciudad y disfrutar de sus increíbles vistas.

Torres del Paine

El parque nacional de Torres del Paine es uno de los más grandes e importantes parques nacionales de chile, una inmensa extensión de la patagonia chilena que se ha convertido en un paraíso para senderistas de todo el mundo. Increíbles cascadas como el Salto grande, inmensos bloques de hielo como los del Glaciar Grey o picos de formas imposibles como los Cuernos del Paine harán de nuestro viaje de lujo a Chile una experiencia inolvidable.

Isla de Pascua

La isla de Pascua es quizá uno de los lugares más enigmáticos del planeta. En medio del océano pacífico, la isla de Pascua, o Rapa Nui, su nombre original fue descubierta por navegantes europeos en 1722 y desde entonces el misterio alrededor de sus enormes estatuas de piedra, los moais, no ha dejado de crecer. Este vestigio de sus antiguos habitantes, posiblemente procedentes de las islas de polinesia, recubren toda la isla, estatuas de piedra que vigilan el paso de las décadas en un lugar donde el tiempo parece no transcurrir.

Formaciones como el Ahu Akivi, una formación de 7 moai sobre una plataforma, están orientadas de norte a sur, con su mirada fija al punto donde se pone el Sol durante el equinoccio de la primavera austral. Se trata de un lugar remoto donde disfrutar de nuestro viaje de lujo a Chile, a 3500 kilómetros de tierra continental, posiblemente el lugar más solitario del mundo desde donde solo se divisa un horizonte de aguas infinitas.

Santiago de Chile

Rodeada de montañas, Santiago de Chile, capital del país, esconde multitud de rincones dignos de visitar que la convierten en un lugar exclusivo donde empezar nuestra aventura por Chile. Podremos perdernos entre sus muchos parques, como el Parque Bicentenario de Vitacura, lleno de lagunas y donde relajarnos viendo a la gente pasear a través de sus árboles y vegetación. Para obtener una buena panorámica de la ciudad, el funicular del cerro de San Cristóbal, a más de 845 metros de altura, nos ofrecen una vista de la ciudad, y de la cordillera de los Andes inmejorables.

Podremos también perdernos por el mercado central, declarada Monumento Histórico Nacional, donde podremos perdernos a través de la gastronomía chilena, con platos tan típicos como mariscal, el pescado frito o la paila marina. Santiago de Chile es también un centro de arte urbano, como podremos apreciar en los muchos graffitis del barrio de Bellavista, uno de los centros culturales más importantes de la ciudad.

Chiloé

Chiloé es sin duda un lugar con magia y encanto. Esta isla guarda encantos que la hacen uno de los destinos obligatorios en un viaje de lujo a Chile. Uno de sus rasgos más característicos son sus iglesias hechas de madera, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, distribuidas en diferentes pueblos como Castro, Chonchi o Quinchao.

La isla goza también de un gran patrimonio de la biodiversidad: en el Parque Nacional Chiloé podremos recorrer largos senderos a través de sus bosques, con una flora y fauna única en el planeta. También podremos visitar las Pingüineras de Puñihuil, donde además de pingüinos, habita una gran cantidad de fauna marina como delfines, lobos marinos y multitud de aves.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies