Viajes de Lujo a Camboya

Un viaje de lujo a Camboya nos acerca un país fascinante, donde lugares como los templos de Angkor, en Siem Reap, nos transportarán a una antigua civilización que dominaba la zona durante los siglos IV - XIV, y que en su interior albergaba más de un millón de habitantes.
Además de su rica historia, sus playas también nos enamoraran en lugares como Koh Tonsay, Sihanoukville o la increíble Koh Rong, un paraíso en toda regla.

Nuestro viaje de lujo a Camboya os llevará a un país de templos, playas y bosques, un lugar que nunca desaparecerá de nuestras memorias.


Reserva tu viaje


* Campos obligatorios

Viaje exclusivo a Camboya

Un viaje organizado de lujo a Camboya implica adentrarnos de pleno en su cultura. Visitar el templo de Beng Mealea, cuya belleza radica en que está completamente destruido en medio de la naturaleza, o perdernos por el Lago Tonle Sap, con sus poblados flotantes y sus acogedoras gentes.

Todo esto y mucho más de la mano de nuestros expertos, que os aconsejaran y guiarán, de la mano de la sostenibilidad y el mejor confort, para que vuestro viaje de lujo a Camboya se convierta en una experiencia única.

Destinos exclusivos en Camboya

Visitar los templos de Angkor, recorrer las calles de Siem Reap o disfrutar de la fabulosa comida camboyana, como el Amok, su delicioso curry, sólo son algunos de los puntos fuertes de uno de nuestros viajes. A través de esta milenaria civilización nos adentramos en un país único y lleno de contrastes.

Templos de Angkor

Los templos de Angkor representan el símbolo más visible del país. Este complejo, con más de mil templos que se extienden por el interior de la selva, se encuentra en Siem Reap y son un parada obligatoria en cualquier viaje de lujo a Camboya.

Hay tres principales templos, que sobresalen por encima del resto. En primer lugar tenemos el Templo de Angkor Wat, que es el que goza de mayor fama y que está considerado como una de las 7 maravillas modernas de la humanidad. El segundo es el templo de Bayon, conocido como el Templo de las Caras, en relación a las caras esculpidas con la forma de buda. Por último tenemos el templo de Ta Prohm, más conocido como el templo de las raíces, donde podremos ver como la naturaleza ha ido creciendo dentro y fuera de los edificios durante los últimos 200 años de abandono.

Siem Reap

La flamante capital del país, Siem Reap, tiene mucho que ofrecer al viajero además de sus famosos templos de Angkor. Para adentrarnos de pleno en la cultura camboyana, nada como visitar alguno de sus mercados, especialmente el Siem Reap Night Market, el mercado nocturno donde encontraremos prácticamente cualquier producto que imaginemos.

Otra de las visitas recomendables es la del río que atraviesa la ciudad, uno de los ambientes más relajados de la ciudad, con un entorno fascinante. Podremos también alejarnos un poco del ajetreo de la ciudad y pasear por los campos de arroz de sus alrededores, para explorar uno de los paisajes más tranquilos de la zona y donde el ambiente rural es el protagonista.

Phnom Penh

La ciudad de Phnom Penh, la antigua capital del reino de Camboya, es una auténtica joya. Se trata de la ciudad más importante de Camboya, con más de 2 millones de habitantes, una vibrante ciudad que mezcla la modernidad con la tradición asiática.

Lugares como el Palacio Real, un gran complejo de 9 edificios donde reside la familia real, o la Pagoda de Plata, suponen una mezcla increíble de estructuras europeas y asiáticas. Podremos encontrar también templos como el Wat Phnom, también conocido como la montaña Pagoda, un templo budista del siglo XIV de 27 metros de altura. Por supuesto, también es imprescindible visitar el Mercado Central de Phnom Penh, construido en 1937, y que cuenta con 4 alas y una cúpula central donde encontraremos joyas, electrónica, libros… ¡cualquier cosa que imaginemos!

Chong Kneas

El pueblo flotante de Chong Kneas nos fascinará. Parte del pueblo no tiene un lugar fijo donde flotar, sino que en función de la época del año se va trasladando de un lugar a otro. Se trata de un lugar enorme por donde podremos navegar y perdernos entre sus casas, pero también entre los manglares, para acabar dándonos un baño en el gran lago Tonle Sap, tan grande que no se logra ver el otro lado desde una orilla a la otra.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies