Viajes de Lujo a Dubái

Un viaje de lujo a Dubai nos acerca a un destino diferente a todos los demás, un lugar que es sinónimo de lujo y exclusividad. Sus lujosas torres, su rápido ritmo de vida… Aquí podremos visitar la torre más alta del mundo, el Burj Khalifa, o el centro comercial más lujoso del mundo, el Dubai Mall.
También podremos adentrarnos en el desierto para conocer la inmensa extensión de arena que rodea esta apasionante ciudad. El calor de sus gentes y su hospitalidad, mezclado con sus tradiciones ancestrales, junto a los mejores hoteles de lujo, coches de alta gama y todo lo que podamos imaginar hace de Dubai uno de los mejores destinos del mundo para una visita fugaz.

Reserva tu viaje


* Campos obligatorios

Viaje exclusivo a Dubai

Nuestros viajes exclusivos a Dubai nos acercan a una ciudad estado increíble, con un desarrollo rapidísimo en las últimas dos décadas. Cuando hablamos de lujo, no podemos dejar de referirnos a Dubai, con lugares tan emblemáticos como el Burj Al-Arab, el hotel más lujoso del planeta y el único calificado con 7 estrellas.

Todo esto y mucho más es lo que nos espera en un viaje de lujo a Dubai, de la mano de nuestros expertos profesionales, que harán de esta experiencia un viaje inolvidable para nuestras memorias.

Destinos de lujo en Dubai

Cuando nos adentramos en un viaje de lujo a Dubai, estamos hablando de la mayor exclusividad del planeta. Lujo, moda, modernidad… todo está representado en esta gran ciudad, símbolo del poder y la magnificencia. Desde el edificio más alto, el Burj Khalifa, hasta el hotel más lujoso, el Burj Al-Arab. Cuando hablamos de lujo pocos destinos están al nivel de esta increíble ciudad.

Dubai City

Dubai es una ciudad que hay que verla para realmente asimilar lo que representa. Su arquitectura rompe todos los moldes, juntando barrios antiguos, islas artificiales en la costa y los edificios más altos del mundo.

El Palm Jumeirah, la isla artificial en forma de palmera, se ha convertido en uno de los signos del poder económico y de construcción de Dubai, una de las mejores islas artificiales del mundo y un símbolo de la evolución humana. En su centro histórico podremos aprender también de la esencia de este lugar, sus orígenes, el llamado Dubai Creek. Sus playas tampoco nos dejarán indiferentes: en Kite Beach podremos poner a prueba nuestras habilidades deportivas o relajarnos con un refrescante batido de frutas y un paseo por la playa.

Burj Khalifa

El Burj Khalifa es el edificio más alto del mundo, esta es quizá la única descripción que necesitamos para entender la magnitud de la ciudad de Dubai. Se trata de una estructura de 828 metros de altura, una construcción en la que han participado más de 12.000 personas de más de 30 países diferentes. Las vistas que tendremos desde alguno de sus miradores, sobre todo el de la planta 124, son simplemente sobrecogedoras.

Las fuentes de Dubai

Las fuentes de Dubai se han convertido en uno de los símbolos de la ciudad. Se trata de un llamativo juego de fuentes que ofrecen, con su movimiento de aguas, un espectáculo maravilloso, en una de las zonas más céntricas y turísticas de la ciudad. Existen fuentes de diferentes tamaños, con proyectores y luces alrededor, uno de los sistemas de fuentes danzantes más grandes del mundo, que pueden llegar a alcanzar con sus chorros de agua más de 275 metros de altura.

Dubai Mall

El Dubai Mall es el centro comercial más grande y más lujoso de Dubai, y también de mundo. En él encontraremos tiendas para todos los gustos: moda, electrónica, complementos, relojes, electrónica, incluso cuenta con su propio zoco, el Zoco del Oro, donde podremos encontrar gran número de joyas. Este enorme complejo incluye además las dos edificaciones más emblemáticas de Dubai, el Burj Khalifa, el edificio más alto del mundo, y las fuentes de Dubai, todo un emblema de la ciudad.

Burj Al-Arab

Burj Al-Arab es el edificio más lujoso del mundo, no hace falta decir más. Se trata del único hotel de 7 estrellas del planeta que, desde su construcción, está considerado como el mejor y más lujoso hotel. Inaugurado en diciembre de 1999 y construido dentro de su propia isla artificial, se trata de un auténtico icono del lujo: sus habitaciones tienen un mínimo de 175 metros cuadrados y su servicio de transfer cuenta con Rolls Royce y un helicóptero privado.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies