Viajes de Lujo a Brasil

Un viaje de lujo a Brasil nos da una oportunidad única de conocer uno de los paisajes más impresionantes del planeta. La majestuosidad de la selva amazónica es la definición perfecta para este país, ideal para realizar un viaje de lujo, en medio de playas paradisíacas, cataratas y paisajes tropicales que, junto a calor de sus gentes, nos llevarán a un exclusivo viaje dentro del continente latinoamericano.


Reserva tu viaje


* Campos obligatorios

Viaje exclusivo a Brasil

Nuestros viajes exclusivos a Brasil se adaptan perfectamente a vuestras necesidades. En nuestros itinerarios de lujo creamos experiencias únicas donde combinar playas de lujo, islas mágicas y paisajes naturales sin igual. Nuestro equipo está formado por profesionales con gran experiencia, que os ofrecerán vivencias de lujo en uno de los centro de la biodiversidad del mundo, siempre bajo criterios de confort y sostenibilidad, creando un exclusivo viaje en este increíble país.

Destinos de lujo en Brasil

Un viaje de lujo a Brasil es la expresión perfecta de la diversidad, donde podemos encontrar una gran variedad natural, arquitectónica y cultural. Todos los rincones de este gran país están salpicados por su carácter latino, donde la combinación de naturaleza junto a sus parques naturales, playas, gastronomía y bailes hacen de él un lugar exclusivo en la Tierra:

Salvador de Bahía

En ciudades como Salvador de Bahía, declarada patrimonio mundial por su legado histórico, podremos descansar en playas cristalinas, como Porto da Barra, d disfrutar del atardecer desde el Solar do Unhao. Tampoco podemos perdernos un recorrido por su centro histórico, el Pelourinho, un conjunto de típicas construcciones coloniales portuguesas, edificios que representan verdaderas reliquias arquitectónicas y que fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1985.

Fortaleza

En la costa cearense, Fortaleza goza de unas magníficas playas, como la Jericoacoara o Canoa Quebrada, donde aguas cálidas y la arena fina, dibujan un paisaje único. Con un clima cálido durante todo el año y sus más de 25 kilómetros de costa, visitar playas como La Praia do Futuro, la más popular por sus aguas claras, se convertirá en una experiencia inolvidable. En su parte más histórica, podemos visitar el fuerte que dió nombre a la ciudad, una fortaleza construida en el siglo XVII durante las batallas entre portugueses y holandeses por hacerse con el control de la región.

Río de Janeiro

Bajo la atenta mirada del Cristo Redentor de Corcovado, en las playas de Copacabana o Ipanema, podremos encontrar la combinación perfecta de tradición histórica y playas paradisíacas. Podremos pasear por la orla, o paseo marítimo, para disfrutar de una caipirinha, para empezar a fundirnos con la cultura carioca de la ciudad de las maravillas, o también adentrarnos de lleno en su gastronomía, mezcla de cultura africana, india, portuguesa e italiana, para probar platos tradicionales como la Feiojada o los churrascos a la parrilla.

No podemos tampoco dejar de visitar el Pao de Açucar, subiendo con sus funiculares hasta la cima para tener una vista increíble de la Bahía de Guanabara.

Las cataratas de Iguazú

Las míticas cataratas de Iguazú son uno de los espectáculos naturales más impresionantes de toda sudamérica, y del mundo, cuyos majestuosos saltos de agua han atraído viajeros desde su descubrimiento. A través de sus pasarelas descubriremos este mágico lugar, bajo la atenta mirada de coatíes y tucanes que irán apareciendo a nuestro paso. Su ubicación es un tanto peculiar, pues se encuentra en una triple frontera entre Brasil y Argentina, teniendo la zona de parque Nacional un recinto que visitar en cada país.

El parque natural de Leçois Maranhense

Este parque natural es otra de las maravillas del país, combinando sus innumerables lagunas verdes y azules con un inmenso mar de dunas. Esta es posiblemente una de las maravillas del mundo natural a nivel mundial, una formación de paisajes impresionantes que consta de más de 150 mil hectáreas. El fuerte calor de las tierras desérticas se puede combinar con un refrescante baño en alguna de sus lagunas, como la Lagoa Azul, una de las más famosas y bellas que podremos encontrar.

La isla de Fernando de Noronha

Conocida como la esmeralda del Atlántico, esta isla es uno de los paraísos naturales más demandados de este océano, un lugar perfecto para disfrutar de naturaleza y exclusividad en igual medida. Se trata de un ejemplo de desarrollo sostenible en Brasil y en el mundo, y su conservación como espacio natural único es muy estricta. Esta belleza natural llevó al hombre que más tarde daría nombre a todo el continente, Américo Vespucio a definir la isla con la frase: “el paraíso está aquí”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies